Fotografía y escrito por J. ANDRÉS LABIAGA ROMO
A través de esta serie de fotografías me gustaría crear conciencia acerca de la responsabilidad y compromiso que conlleva el tener una mascota y a su vez reflejar la realidad y crueldad detrás de los abandonados de éstos. México es el país con mayor número de perros callejeros en todo América Latina y la ausencia de una cultura de adopción en el país no ayuda. Son muchos los perros que diario esperan encontrar una familia para amar. PAWS es un albergue canino y centro de adopción encabezado por Beatriz San Vicente. Beatriz, junto con su familia y Anita, se encargan de rescatar perros, albergarlos y buscarles un nuevo hogar. Hoy tienen más de 40 peludos en busca de una segunda oportunidad. Esterilizados, vacunados y bien cuidados, cada uno tiene su historia, unas más tristes que otras, pero todos irradian amor y agradecimiento. En cuanto conocí el lugar, supe que ahí estaba el tema de mis fotos. Beatriz me comentó algo difícil de entender, pero muy acertado: mucha gente cree que solamente es rescatar el perro y ahí termina la historia, pero no. El rescatar a un animal de la calle es una responsabilidad y un compromiso. Es el cuidar y encargarse de ese animal hasta que se le encuentra una familia. Hoy en día muchas personas llegan o contactan a los albergues tratando de traspasar la responsabilidad de un perro. Por esto mismo, si tienen este espíritu de cambio y quieren ayudar se pueden hacer donaciones de manera monetaria, en especie o capital humano. El amor hace la diferencia, adopta.