Licenciada en Nutrición y Ciencias de los Alimentos
Hola, mi nombre es Paula Ledesma soy mujer/mamá/compañera de seres maravillosos y hace 18 años dedico mi vida profesional a la Nutrición. A través del tiempo he descubierto mucho y muy valioso conocimiento acerca del cuerpo pero también he aprendido sobre la persona y todo lo que involucra ser humano; las complejidades que lo envuelven, los instintos que lo hacen responder, las fuerzas que lo motivan, y las pasiones que nos mueven. Ha sido un recorrido fascinante, retador, pero sobretodo interesante. Me siento agradecida de transitarlo y dentro de las bendiciones más valiosas que he recibido es conocer, tratar y lograr ayudar a cada una de las personas que se ha atrevido a cruzar por mi camino. Disfruto cada día, cada etapa significa mucho en mi formación, en mi experiencia y me hace muy feliz poder colaborar a que cada un@ descubra que su mejor versión ya existe solo es cuestión de exponerla.
¿Qué significa para ti la nutrición? Es una herramienta, como un sacudidor que va quitando capas y permite que descubras tu potencial, que es enorme. Tu potencial en todos los niveles: salud, energía, ánimo, emociones, imagen… ¿De qué forma ha impactado a tu profesión/trabajo esta pandemia? Las consultas presenciales son nulas por el momento, esto afecta de alguna manera la calidez de la conexión con el paciente y la manera de medir los resultados obtenidos. Pero con muchos pacientes he mantenido la consulta de manera “on-line” y ha facilitado la resolución de dudas y mantener el seguimiento de sus tratamientos. ¿Qué es lo que más te gusta de estar en casa? El tiempo con mi familia, los espacios de tranquilidad, la ausencia de “prisas” por llegar a un lugar. Tiempo para estudiar, para leer y disfrutar de la mesa con todos sus integrantes. Los momentos de hacer conciencia y vivir el PRESENTE son mucho más. ¿Qué hábitos positivos has creado en esta cuarentena? Regularidad en la meditación, lectura diaria, tiempo para el estudio diario y cocinar. ¿Qué extrañas de allá afuera? El contacto físico; los abrazos, los encuentros, la convivencia con amigos y familias. ¿Qué le agradeces al coronavirus? El trabajo de tomar conciencia y agradecer la abundancia que me rodea, la oportunidad que esta viviendo nuestra casa, nuestro planeta para recuperarse, el aprendizaje sobre mí y las personas que son mi circulo mas intimo, definitivamente los estoy conociendo mejor y los amo más.