En su experiencia ¿cómo ha visto que ha aumentado el cáncer de mama? Se diagnostica a más mujeres con cáncer de mama que ningún otro cáncer a nivel mundial. A medida que la población va envejeciendo, vamos teniendo una mayor cantidad de casos, sin embargo, hemos observado un aumento en el número de mujeres menores de 40 años que presentan este padecimiento. Incluso menores de 30 años que generalmente se asocia a pacientes con antecedentes familiares de este tipo de enfermedad. ¿Desde qué edad aconseja hacerse mastografía y revisiones? Debe iniciar a los 40 años. Sin embargo, depende de factores de riesgo y si existen síntomas. Pacientes asintomáticas, sin factores de riesgo entre los 25 y 40 años, la exploración física y vigilancia por su ginecólogo o médico famliar de manera anual. A partir de los 40 años realizar mastografía y revisión médica anual. En pacientes que se palpe una masa, descarga sanguinolenta por el pezón, aumento de consistencia de la mama de manera difusa, retracción de la piel, cambios de coloración en la piel y masa en la axila, es necesario revisión clínica con el médico, el cual solicitará un ultrasonido de inicio en menores de 40 años, y en mayores de 40 años mastografía y ultrasonido. Si existe un familiar vía materna con cáncer de mama, debe iniciarse las revisiones 10 años antes de la edad del diagnóstico de la paciente, por ejemplo; si tuvo cáncer de mama a los 35 años, sus familiares deben iniciar la vigilancia desde los 25 años. ¿Cuál es la expectativa de supervivencia? A 5 años en caso de ser un tumor localizado es 98%, si tiene extensión a la axila 86 % y si existe enfermedad a distancia 27%. Lo más importante es que si no existe datos de enfermedad a distancia, denominado metastásis, la posibilidad de cura siempre existe en los pacientes. Lo que siempre deben tener en cuenta los pacientes de recién diagnóstico con cáncer de mama, es que la posibilidad de cura es muy alta y que existen novedosos tratamientos que nos ayudan a obtener ese resultado. ¿Qué pruebas genéticas recomienda para este cáncer? Las pruebas genéticas son para ver qué personas tienen oncogenes y por lo tanto una posibilidad mayor de tener cáncer de mama, y de qué se transmita a la familia. No son para diagnóstico de cáncer de mama. Los genes que buscamos son BRCA1, BRCA2, CDH1, PALB2, PTEN y TP53. No todas las pacientes con cáncer de mama son candidatas para buscar estos genes. Se realizan si cumplen con los siguientes criterios: diagnóstico de cáncer de mama antes de los 45 años, diagnóstico de cáncer de mama entre los 46-50 años y tener otro familiar de primer grado con cáncer de mama o cáncer de ovario, cáncer de mama triple negativo antes de los 60 años o paciente masculino con cáncer de mama. Si se detecta una mutación, es necesario discutir con la paciente y familiares cómo se debe manejar esta información, y qué decisión tomar en caso de detectar una mutación en una familiar sin cáncer. Existen pruebas genéticas que realizamos a los tumores para tomar decisiónes de tratamiento, las más comunes son MammaPrint y Oncotype. ¿Qué tipos de tratamientos son los más comunes para el cáncer de mama? Todas las pacientes requieren algún tipo de cirugía para tratamiento de la enferemedad (cirugía radical con o sin reconstrucción inmediata o cirugía conservadora de mama), y dependiendo de las proteínas que exprese el tumor y de la extensión de la enfermedad, se requiere: quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia e inmunoterapia. Hay que recordar que cada caso se debe tratar individualmente y que las características propias del paciente son también determinantes para el tratamiento. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de hacerse una cirugía conservadora contra una mastectomía? Ambos procedimientos son buenas opciones seleccionando adecuadamente al paciente. La cirugía conservadora siempre tiene que acompañarse de radioterapia, en cuyo caso ambas cirugías tiene la misma supervivencia en etapas I y II. Las ventajas de una cirugía conservadora son: preservar la mama, preservar sensibilidad, buen resultado estético; la desventaja es la probabilidad de recurrencia de la enfermedad en la mama que varia del 4 a 18%, necesidad de radioterapia. La mastectomía tiene una probabilidad de recurrencia menor al 1% y en etapas tempranas no necesita radioterapia, sin embargo, la mutilación puede acarrear problemas emocionales. La mastectomía preservadora de piel con reconstrucción inmediata (prótesis o con tejipo autólogo) nos permite tener un bajo nivel de recurrencia, con excelente resultado cosmético y en casos seleccionados se puede preservar el pezón. ¿Quién inicia el tratamiento y cuántos años de experiencia tiene en todo el tema? Todos los pacientes oncológicos deben ser tratados por un grupo multidisciplinario de médicos, para organizar el tratamiento adecuado y personalizado de cada paciente. Se debe conformar por lo menos con un Cirujano Oncólogo, Oncólogo Médico, Radioncólogo, Cirujano Estético y Reconstructivo, Especialista en Cuidados Paliativos. Nuestro grupo lleva 16 años trabajando juntos.
Carlos Ramírez / Oncólogo