Ivonne Castro: Puede ser porque es el tercer embarazo, puede ser que en estas pruebas demostramos lo fuertes que somos, puede que simplemente estoy entendiendo que el mundo se detuvo y eso tiene que generar cambios drásticos... sigo sin saber que fue exactamente lo que hizo que sintiera tanta paz en este embarazo con todo y el caos qué hay afuera. Entendí que se vale llorar por la incertidumbre, por el miedo a esto tan desconocido para todos, que me toca estar aquí de mil maneras porque yo ya sé la magia que provoca el nacimiento de un bebé, yo se que en medio de este desastre va a llegar un bebé ha recordarme lo frágil y lindo que es empezar de cero. Así que me quedó con lo bueno, una espera acompañada de mis dos chiquitas y mi esposo, un tiempo de preparación para la llegada de alguien más a nuestra casa en donde a todos nos tocó hacerle un espacio y prepararnos para recibirlo con el corazón.