@cruzadamx

 

#SEGUIR

ADRIANA CRUZ

Diseñadora de Modas

 

Cruzada no es solo una marca, es un proyecto que empezó como un sueño y hoy es una realidad. Nos enorgullece tener una identidad propia que se logró de la mano del talento local con quien pudimos plasmar nuestros diseños y detalles en cada modelo. Somos admiradores de las técnicas y el trabajo artesanal, es por eso que quisimos fusionarlo con propuestas modernas llenas de color y textura. Nuestra inspiración son las mujeres mexicanas, multifacéticas, imparables, independientes y bellas, así fue como determinamos cada silueta, color y dimensiones de Flora, Loretta y Brunella, nuestros tres modelos de lanzamiento que además tienen nombres elegidos por su significado y el modelo de mujer que nos inspira.

 ¿Cuál ha sido tu mayor reto como emprendedora?

Vencer el miedo, mi mente trabaja a mil por hora y nunca faltaban las dudas e historias de autoboicot. Todos los días me repito que cada quien va a su ritmo y que otras marcas están como ejemplo y para aprender de ellas, no para compararnos y dudar de nuestras capacidades.

 

¿Y tu mayor satisfacción?

Híjole es que emprender es todo un proceso y cada etapa es muy bonita, desde imaginarlo, darle forma, comenzar a cocinarlo y después presentarlo a los demás. Creo que de mis mayores satisfacciones es saber que me atreví, otra, es darme cuenta de la gente tan maravillosa que me rodea y que está siempre apoyándome y con mil porras, al igual que mujeres emprendedoras que conozco que no han dejado de darme tips y apoyarme.

 

 Y pues la verdad, ¿A quién no se le pone la piel chinita cuando ve su producto hecho realidad?

Es maravilloso ver como los bocetos cobran vida y que a la gente le gustan.

 

¿Qué consejo le darías a las personas que les gustaría emprender su propio negocio?

Que no lo piensen dos veces, porque si da miedo, en lo particular a mi me dio muchísimo, pero nada se compara con ver tus sueños hechos realidad y darse cuenta que valió la pena luchar por lo que deseabas.